Biodanza

Saber del cuerpo en movimiento | Por Lydia Fontana

por Lydia Fontana

  • Cursado: Jueves de 17 a 19hs | Inicio: 16 de mayo

  • Lugar: Facultad Libre, 9 de Julio 1122, Rosario

  • Costo: $800 por mes | Duración: Semestral

Cupos limitados | Inscripción de lunes a viernes de 15 a 19hs en 9 de Julio 1122 | Inscripción online a través de Mercado Pago ($850) –> http://bit.ly/2PC71Gy (El pago online posee un recargo de $50 pesos. El pago de la inscripción corresponde a la cuota de mayo)

El prefijo “BIO” deriva de “bios”, vida. La palabra DANZA, en la acepción francesa, significa movimiento integrado pleno sentido. La metáfora está formulada: BIODANZA, danza de la vida. Su objetivo es la revinculación con la VIDA. Es un sistema con una teoría coherente, un modelo teórico-operacional y una METODOLOGÍA que es VIVENCIAL, visceral, no cognitiva-verbal. Su ACCIÓN es FISIOLÓGICA, con herramientas límbicas, a través de la MUSICA y el MOVIMIENTO. El CUERPO aprende y sabe. SIN el CUERPO, lo que llamamos conocimiento es información. Se trata de una EPISTEMOLOGÍA VIVENCIAL.

El primer conocimiento del mundo, anterior a la palabra, es el conocimiento por el movimiento. La danza es la expresión de la unidad orgánica del hombre con el universo. Hay un modo -hoy vigente- de estar ausente con toda nuestra presencia: en el acto de no mirar, de no escuchar, de no tocar al otro, lo despojamos sutilmente de su identidad. No reconocemos en él una persona, estamos con el otro pero lo ignoramos.

Esta descalificación, consciente o inconsciente, tiene un sentido pavoroso que involucra todas las patologías del Ego e influye de manera esencial en los funcionamientos de las tramas u organizaciones de las que las personas forman parte.

Nuestro propósito es activar, a través de ejercicios de integración motora y de comunicación en grupo, y la danza entendida como movimiento dotado de sentido y no como un armado coreográfico, profundas vivencias integradoras y armonizadoras, en un intento de devolverle sacralidad y significado a cada acto de vida como -cuando niños- explorábamos por curiosidad, jugábamos por divertimento, comíamos por hambre y dormíamos por sueño.

En suma, buscamos volver a conectarnos al saber primero, genético… algo perdido bajo tanto barniz de cultura y mandatos, desarrollando así el potencial de expresión de las cinco líneas por las cuales nos expresamos en el vivir: la vitalidad, la afectividad, la creatividad, la sexualidad y la trascendencia. 

Creado por el antropólogo chileno Rolando Toro Araneda, en los años sesenta. "No es suficiente la humanidad liberada de la miseria económica. También es necesario liberarla de su sufrimiento emocional, su pobreza creativa y su incapacidad para disfrutar del placer de vivir" Rolando Toro. 

"La palabra ha Sido despegada del cuerpo. Hablamos mucho, pero los cuerpos no se encuentran. Y cuando se encuentran no saben hablar. Ese es el problema de la relación erótica, pero también el problema de la relación política y de la relación social", Franco "Bifo" Berardi. Entrevista de Amador Fernández Savater para www.eldiario.es

Lydia Fontana

Facilitadora Didacta de Biodanza. Sistema Rolando Toro (antropólogo chileno creador del sistema)

Años de experiencia facilitando (coordinando) grupos semanales de Biodanza, talleres y seminarios. Entre otros Biodanza Acuática, en piscina climatizada de rosario regularmente. Actualmente dando módulos de formación en Escuela de Facilitadores de Rosario y Supervisiones en sus grupos de práctica docente. Formación universitaria en ingeniería química. Psicóloga Social, egresada de IRDES. Estudios humanístico-sociales en forma permanente. Eterno aprendiz.

Te puede interesar

2019 Taller

Fauna

por Carla Saccani

Taller de Actuación con perspectiva feminista

Facultad Libre

2019 Taller

Directoras

por Leandro Arteaga

Tres miradas de cine. Taller trimestral en la Facultad Libre

Facultad Libre